Orden Sacerdotal

En virtud del Bautismo y de la Confirmación, todos los fieles participan del sacerdocio del Jesucristo. Pero los que reciben el sacramento del Orden tienen, además, el sacerdocio ministerial o jerárquico, que se diferencia del sacerdocio común de los fieles “esencialmente y no sólo en grado” (Lumen Gentium, no. 10).

Las funciones principales de los sacerdotes son: Celebrar el Santo Sacrificio de la Misa, perdonar los pecados en la Confesión, administrar los demás sacramentos, predicar la Palabra de Dios y dirigir a los fieles en las cosas que se refieren a Dios.